Pedro Miguel

Constituyente pinochetista

(La Jornada)

 

Pedro Miguel

 

Mas de

Pedro Miguel

No es insulto sino memoria. Cuando Pinochet se dio cuenta de que no tenía más remedio que restituir en algún grado –así fuera en grado de remedo– las instituciones democráticas que había abolido tras el golpe militar de 1973, mandó redactar una constitución a modo que le asegurara el control del Legislativo. En ella se definió un número fijo de senadores designados: tres por la Corte Suprema, dos por el propio Pinochet y otros cuatro por el Consejo de Seguridad Nacional, o sea, también por Pinochet, además de los ex presidentes, uno de los cuales habría de ser el tirano mismo. De esa manera la dictadura se garantizaba una bancada propia –un tercio del Senado– conformada al margen de las urnas.

Read More