Pedro Miguel

Dos Bocas y el Estado

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

La licitación restringida para construir la refinería de Dos Bocas fue declarada desierta, la obra será encargada a la Secretaría de Energía, Petróleos Mexicanos y el Instituto Mexicano del Petróleo y el anuncio respectivo generó reacciones adversas entre los promotores de las empresas privadas en México y en el extranjero. José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), dijo que la decisión nos inquieta con relación a la percepción del país respecto a la certidumbre de inversiones a largo plazo. Como no podía ser de otra manera, la agorera Moody’s afirmó, por boca de uno de sus ejecutivos, que el hecho eleva el riesgo de sobregiros, costos y retrasos que podrían, a su vez, sumar más presión a las finanzas de Pemex y del gobierno en general. Se unió al coro el embajador en México de la Unión Europea, Klaus Rudischhauser, dijo dudar que la decisión anunciada ayer en la conferencia mañanera por el presidente López Obrador, acompañado de la titular de la Sener, Rocío Nahle, y del director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, sea una buena respuesta para los inversionistas. Los exponentes de la derecha vernácula, por su parte, se encargaron de amplificar esas discordancias en clave de griterío.

Read More