RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pablo Gómez

La 4T frente a una oposición sin rumbo

Las Protestas dej PRI y del PAN en San Lázaro. Foto: Miguel Dimayuga

(Proceso OnLine)

 

 

Mas de

Pablo Gómez

Al comentar el informe de Andrés Manuel López Obrador en la tribuna de San Lázaro, las oposiciones se mostraron sin rumbo, sumidas en la queja más puntual y el desconcierto sobre el tiempo que vive el país. No hubo propuesta.

La senadora Beatriz Paredes, del PRI, y el diputado Xavier Azuara, del PAN, han presentado un listado de preocupaciones y desacuerdos con aspectos concretos de la acción del gobierno. Mas no fueron capaces de ofrecer atisbos de un programa, ni siquiera de acciones legislativas para enfrentar grandes problemas nacionales.

Read More

By

Fabrizio Mejía Madrid

“Vivo entre gente que, dicen, no es de tu altura” 4 símbolos en la 4T

(Proceso No. 2235)

 

 

Mas de

Fabrizio Mejía Madrid

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- De entre las definiciones de la Cuarta Transformación escojo, por centrales y todavía quitándome el confeti del 1 de septiembre, las que contienen el furor por el discurso que reorganiza: pueblo, presidente, Estado y memoria. Cuatro nociones olvidadas por un neoliberalismo que confundió como nadie transmitir con comunicar y comunicar con propaganda; y ésta con espot leído casi sin torpeza de un telepromter. Vacíos de historia, héroes reconocibles –quizás algún econometrista consciente de que sus ecuaciones son usadas como drones que esparcen -desempleados, pobreza y desigualdades– o siquiera una idea de país que no fuera el que sostiene las charolas en la boda de la Kikis Corcuera, los regímenes neoliberales no usaron jamás la palabra “pueblo” más que seguido del adjetivo turístico: “mágico”. Había, eso sí, “población”, que es un número que se comporta de acuerdo a las estadísticas, que ocupa rebanadas del pastel tricolor de la gráfica y, sin mediar explicación, se iba directo al individuo en su soledad compradora, el “consumidor”. Los neoliberales representaron al “resto del país” –el que no merece la abundancia– como criminales organizados, accidentalmente unidos por un partido de la Selección Nacional, o como turba que obstruye avenidas porque sí. Eran flojos, violentos, y merecían a un presidente que les decretara la pena de muerte. El presidente era el que retrataba bien, aunque fuera un delincuente, un ignorante y un frívolo. El Estado, simplemente, dejó de ser todo lo que fue en México –regulador, propietario mixto, educador– para ser sólo un policía corrompido. “La autocracia es corrupta”, decía Carlos Monsiváis, “para que no la acusen de inflexible”. Al final, el “pueblo”, además de sus artesanías y el pintoresquismo de tus albañiles, no era nada más que la pesadilla de que se convirtiera en demos; es decir, en asamblea entre iguales.

Read More

By

José Blanco

La tumba

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

Hace algo más de una década que la economía mundial dio un batacazo, empezando con la quiebra de Lehman Brothers. La recesión nunca se fue del todo, especialmente en las economías dependientes; el altísimo grado de la financierización después de 2008/09 y las reglas financieras operadas por el FMI, el Banco Mundial y, especialmente con saña, por las agencias calificadoras, provocaron una concentración de saqueo del ingreso mundial, que no para y, así, se han venido cometiendo las mayores injusticias sociales masivas de la historia.

Read More

By

José M. Murià

No se olvide del Colmex, señor Presidente

(La Jornada)

 

 

Mas de

José M. Murià

Casi nadie sabía de la existencia del tal Coneval hasta que usted amenazó con cerrarlo. Motivos no faltaban para ello; dicha dependencia se inscribía en la dilatada relación de oficinas creadas para repartir pingües salarios entre adoradores del sistema y, sobre todo, bien relacionados con la recia estructura que se fue forjando a lo largo de cinco sexenios (¿o más?).

Read More

By

Boaventura de Sousa Santos

¿Y ahora, Brasil?

(La Jornada)

 

Mas de

Boaventura de Sousa Santos*

Las palabras que más se repiten hoy son estupefacción y perplejidad. El gobierno brasileño ha caído en el abismo del absurdo, en la banalización total del insulto y la agresión, en el atropello primario de las reglas mínimas de convivencia democrática (por no hablar de las leyes y la Constitución), en la destilación de odio y negatividad como única arma política. Todos los días somos bombardeados con noticias y comentarios que parecen provenir de una cloaca ideológica que ha acumulado rancidez y descomposición durante años o siglos, y ahora rezuma el hedor más nauseabundo y pestilente como si fuese el aroma de la novedad y la inocencia. Esto causa estupefacción en quienes se niegan a ver normalidad en la normalización del absurdo. La perplejidad se deriva de otra verificación, no menos sorprendente: la aparente apatía de la sociedad civil, de los partidos democráticos, de los movimientos sociales y, en definitiva, de todos los que se sienten agredidos por semejante desatino. Da la impresión de que la insistencia y el abuso de la insolencia tienen el efecto de un gas paralizante. Es como si nuestra casa estuviese siendo asaltada y nos escondiésemos en un rincón con el temor de que el ladrón, si nos viese, se sintiera provocado y además de nuestras posesiones nos quitara también la vida.

Read More

By

Lorenzo Meyer

El interés nacional de un solo hombre

(El Universal)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

En teoría, el interés nacional (IN) de un país es el conjunto de proyectos que el país proclama como metas en materia económica, social, cultural y política. Pero la nación como tal no existe, existen los individuos que la conforman con intereses diferentes y contrapuestos. En realidad, el contenido del IN lo formulan e imponen las élites del poder. Así, este concepto es la fórmula política que se presenta como el interés general o mayoritario, pero en la práctica muchos quedan fuera.

Read More

By

Víctor M. Toledo

Los tres faros de la conciencia ecológica

(La Jornada)

 

 

Mas de

Víctor M. Toledo

La cuestión o preocupación ambiental, no es más que la reaparición de la Naturaleza, la Madre Tierra, el antiguo enlace con la dimensión femenina, en las sociedades modernas. La naturaleza es la fuerza que los seres humanos debemos tomar en cuenta y respetar para seguir existiendo. En efecto, la Naturaleza estuvo presente en el imaginario de las culturas ancestrales, como una entidad viva y sagrada desde sus orígenes hace 300 mil años, y fue sólo con el advenimiento de la modernidad, materialista, tecnocrática, patriarcal y mercantil que la Naturaleza se convirtió en un ente a ser eliminado y explotado, en un recurso natural externo, en un capital natural, en una máquina a ser analizada y escudriñada por el ojo frío, objetivamente frío, de una ciencia al servicio de la acumulación de la riqueza. Esta conciencia ecológica, que suma día con día, a millones y millones de seres humanos en todo el mundo, nos permite visualizar de manera diferente a la política, al tiempo, a la gobernanza y a las relaciones sociales. Tres dimensiones alcanzo a visualizar.

Read More

By

Pablo Gómez

Corrupción y desigualdad en “países populistas”

(Proceso OnLine)

 

 

Mas de

Pablo Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alguien ha intitulado a algunos de los aún vigentes Estados de bienestar, los nórdicos, de “países populistas”. Lo hizo Andrés Manuel López Obrador en su conferencia del 24 de mayo pasado. Dijo que el propósito de su administración es alcanzar ese Estado de bienestar que existe en lugares, agregó, “donde son bien populistas”. Parece que no pocos periodistas se lo tomaron a broma, o algo así.

Read More

By

Carlos Fernández-Vega

México SA

Gracias, Germán; deja el IMSS
Gusano disfrazado de mariposa

(La Jornada)

 

 

Mas de

Carlos Fernández-Vega

Deja el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) quien nunca debió estar allí y mucho menos en la dirección general. Ayer, Germán Martínez hizo pública su renuncia –un rumor que cobró fuerza desde la semana pasada– a dicha posición, y en la despedida se acordó de los parientes de medio mundo, menos los suyos. ¿Cómo o por qué Germán Martínez, contumaz enemigo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se coló al gabinete ampliado del actual Presidente? Quién sabe, pero si su senaduría (plurinominal) fue un exceso, el nombramiento en la dirección general del Seguro Social resultó ser grave error.

Read More

By

Bernardo Bátiz V.

El horno tres

(La Jornada)

 

 

Mas de

Bernardo Bátiz V.

En tiempos de crisis y de pugna de intereses, cuando está despierta y viva una firme esperanza de cambio, de regeneración de nuestra patria, con posibilidad de recuperar el patrimonio nacional enajenado y la soberanía comprometida, pero también cuando los grupos desplazados por el voto democrático se reagrupan y acumulan dinero e intrigas para minar al gobierno del cambio, de la transformación tan esperada, es cuando más debemos volver los ojos a nuestra reserva moral de antiguas raíces, rescatar valores éticos y políticos y acudir a los ejemplos de la historia, que es maestra de la vida.

Read More

By

José Blanco

La ilusión

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

La crítica al gobierno de la 4T según la cual se trata de más de lo mismo es, como crítica, una necedad sin futuro. Quienes así se expresan están desconectados del mundo real o no tienen en cuenta la cotidiana cascada de improperios que son lanzados por la derecha neoliberal mediática, adueñada de la inmensa mayoría de los medios escritos y electrónicos, contra el gobierno actual. Si el gobierno de AMLO es, sin matices, en términos de política y de política económica y social, lo mismo que las pesadillas vividas a partir del gobierno de Miguel de la Madrid, entonces esa cascada es un harakiri masivo por los miles de quienes están entregados a denostar al gobierno de la 4T. Como las cosas no son así, está claro que se falta a la verdad sans phrases.

Read More

By

José Blanco

La congruencia

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Blanco

No todo tiene que ir a la carrera. Alto, respiremos y discutamos con serenidad. No es cualquier cosa: es la educación. Siempre los debates sobre la educación lo son sobre el futuro del país: nada menos. Los inconformes con el actual proyecto de reforma al artículo 3º de la Constitución suman a numerosos interesados; muchos de ellos lo son personal y colectivamente: profesores de ideas diversas.

Read More

By

Dolia Estévez

AMLO y la leyenda del Rey Canuto

“
López Obrador no puede alzar su mano sobre las olas del neoliberalismo y hacer que la marea arrase los cimientos sobre los que está sólidamente cimentada la economía mexicana”. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

(Sinembargo.mx)

 

 

Mas de

Dolia Estévez

Washington, D.C.— Andrés Manuel López Obrador me hace recordar al Rey Canuto, el Príncipe de los Mares, quien según la leyenda promulgó una ley para regular el movimiento de las mareas y tratar luego de detenerlas alzando su mano sobre las olas. “…Ordeno al mar que no toque el borde de mi túnica”, dijo, y con firmeza plantó el trono en la orilla del mar, y se sentó. Una ola llegó y mojó su túnica. “El mar no me obedece. El mar obedece sólo a Dios, como lo hace el sol, la luna y las estrellas,” exclamó. 
López Obrador no puede alzar su mano sobre las olas del neoliberalismo y hacer que la marea arrase los cimientos sobre los que está sólidamente cimentada la economía mexicana. Por lo tanto, su edicto de abolición del modelo neoliberal–que dio a conocer en un acto protocolario en Palacio Nacional el domingo–debe entenderse más como un intento por ganar la narrativa evocando un epíteto que enarboló la izquierda para descalificar a sus adversarios políticos en los noventa y menos como una declaración vinculante. Si fuera algo más que retórica, hubiera validado el anuncio con un plan para nacionalizar la banca nacional en manos de extranjeros. Cuando México liberalizó los servicios financieros en 1993 en preparación a la entrada en vigencia del TLCAN salinista, la propiedad extranjera de los bancos aumentó en 85 por ciento en 10 años, pero los prestamos a las empresas mexicanas cayeron 10 por ciento del PIB. Actualmente, los capitales extranjeros son dueños de casi todos los bancos. Al vendérselos a Wall Street, México perdió la capacidad de decidir sus finanzas y su balanza de pago. Renunció a su derecho soberano a decidir el modelo económico a seguir.

Read More

By

John Ackerman

La nueva utopía pos-(neo)liberal

(Proceso No. 2011)

 

 

Mas de

John Ackerman

El “neoliberalismo” jamás fue un proyecto estrictamente económico. No implicó solamente la privatización de los recursos naturales y las empresas públicas o el desmantelamiento del Estado de bienestar, sino que también constituyó un intento de transformación de las coordenadas políticas, culturales, ideológicas y sociales de toda la nación. Durante los últimos 30 años hemos sufrido un embate sistemático en casi todos los ámbitos de la vida pública y privada, una verdadera “Revolución Cultural” al estilo de Mao Tse Tung, que buscó borrar de un plumazo el gran legado de luchas populares, transformaciones históricas e ideologías progresistas que han marcado la historia de México.

Read More

By

Miguel Concha

Las OSC y la democracia en México

(La Jornada)

 

 

Mas de

Miguel Concha

Durante el siglo XX los regímenes autoritarios, posteriores a la Revolución tuvieron en el presidencialismo, el partido de Estado y las formas clientelares y corporativas, la fórmula de un control político basado en mucho gobierno, poca sociedad civil y grandes privilegios para pequeños grupos. Este modelo está en los orígenes del enriquecimiento de unos cuantos y la polarización profunda de la sociedad mexicana, a tal grado que en 2019 un puñado de 10 personas tiene en su haber lo mismo que ganan en un año 118 millones de personas.

Read More