RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Pedro Miguel

Cuando el pueblo se levantó en urnas

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Lo ocurrido el primero de julio de 2018 no fue una elección sino una insurrección. En las urnas se confrontaron quienes pretendían mantener el régimen imperante con los que aspiraban a destruirlo. Los primeros llegaron divididos pero ni aunque se hubiesen unido tras una sola candidatura habrían podido lograr su objetivo. Como en las elecciones previas de 2006 y 2012, el partido del poder oligárquico echó a andar la maquinaria del fraude pero ésta se atascó y no pudo revertir el tsunami del sufragio insurrecto. Si se hubiera podido descontar de las cifras oficiales del INE los votos comprados y coaccionados, el porcentaje obtenido por la coalición Juntos Haremos Historia habría sido más elevado de lo que se reconoció.

Read More

By

Manuel Bartlett

 

Rabia oligárquica

(El Universal)

 

 

Mas de

Manuel Bartlett

El presidente Andrés Manuel López Obrador, el 1º de diciembre, reafirmó su coherencia ético-política: “la política económica neoliberal ha sido un desastre”; presentó proyectos para “establecer el Estado de Bienestar y garantizar el derecho del pueblo a la salud, la educación y a la seguridad social… el Estado se ocupará de disminuir las desigualdades sociales, no se seguirá desplazando a la justicia social de la agenda del gobierno… El gobierno ya no será un simple facilitador para el saqueo… al servicio de una minoría rapaz. La separación del poder político del poder económico… Representará a ricos y pobres,… a todas las mexicanas y mexicanos, al margen de ideologías, nivel educativo, o posición socioeconómica. Habrá un auténtico estado de Derecho”. Presentó sus 100 compromisos, agenda de programas prioritarios en los que todas las instituciones del gobierno y la administración pública estarán al servicio de la población, a la que no abandonará, como los neoliberales que dejaron todo en manos de la supuesta “sociedad civil”, una red organizada de representantes de la oligarquía que ha privatizado las funciones y recursos del Estado.

Read More

By

Leopoldo Santos Ramírez

Enseñanzas de Venezuela

(La Jornada)

 

 

Mas de

Leopoldo Santos Ramírez*

Se desprenden varias lecciones para Latinoamérica del sábado 23 de febrero, día del asedio criminal a Venezuela. La primera es cómo se defiende una patria. Entendida al estilo bolivariano como el lugar donde se nace, pero no solamente eso, sino el lugar de los vínculos materiales y espirituales proveedores de identidad a través de un proyecto popular inacabado pero propio, capaz de inspirar hacia una patria más grande de progreso, reconciliación y paz. Otra enseñanza aplicable al futuro de Latinoamérica se da en el saldo positivo para una nación acosada desde hace 20 años, librando guerras políticas, económicas, sabotajes, golpes de Estado, teniendo de frente al enemigo interno, oligarquía favorecida por sus lazos externos.

Read More

By

Guillermo Almeyra

AMLO y sus tres presiones

(La Jornada)

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

El panorama sociopolítico mexicano es, esquemáticamente, el siguiente: Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se hará cargo en breve de la Presidencia gracias a un poderoso movimiento popular que carece de organización, cuadros y programa, pero está guiado por la voluntad de imponer un cambio político-social acabando con el poder de la oligarquía.

Read More

By

John Ackerman

La soledad del presidente

(Proceso No. 2193)

 

 

Mas de

John M. Ackerman

No sólo Andrés Manuel López Obrador, sino todos los presidentes de la República desde la promulgación de la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el 5 de febrero de 1917, han gobernado “solos”. El artículo 80 del texto constitucional señala que “se deposita el ejercicio del Supremo Poder Ejecutivo de la Unión en un solo individuo, que se denominará Presidente de los Estados Unidos Mexicanos”. Asimismo, las amplias facultades otorgadas a éste en el artículo 89 lo convierten simultáneamente en Jefe del Estado Mexicano y en Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

Read More

By

Pedro Miguel

NAIM: el argumento tecnocrático

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Se suponía que Salinas y sus amigos eran economistas brillantes y modernos que salvarían al país de la debacle en que lo estaban dejando los políticos tradicionales. La pretendida superioridad académica fue usada como blindaje argumental para ignorar todas las críticas al ejercicio del poder en ese sexenio que terminó en catástrofe. La frase de campaña de Zedillo era él sabe cómo hacerlo, pero dos semanas después de tomar posesión quitó los alfileres con los que Salinas y los suyos habían dejado prendida la economía y provocó un desastre financiero mucho mayor que los de Echeverría, López Portillo y de la Madrid juntos. Pero el régimen aún era robusto y Zedillo logró imponer, con el auxilio del PAN y echando mano de los mismos alegatos sabihondos que su antecesor, el llamado rescate bancario, que fue en realidad el mayor atraco a las arcas públicas perpetrado hasta entonces.

Read More

By

Lorenzo Meyer

50 años ¿son nada o mucho?

(El Siglo de Torreón)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Carlos Gardel, en su tango «Volver», sugiere «Qué veinte años no es nada». En la vida de las colectividades, y teniendo como trasfondo la historia larga, medio siglo también puede ser nada, pero igual puede ser una eternidad. Sobre todo, cuando el tiempo histórico corre muy acelerado.

Para México, es un tiempo perdido ese medio siglo político transcurrido entre hoy y ese julio de 1968 que empezó como una riña más entre estudiantes en el centro histórico de la capital, los días 22 y 23, pero que en una semana escaló a un asalto por el ejército con el empleo de una bazuca, a la Preparatoria de San Ildefonso, para culminar con la masacre del 2 de octubre. Es el medio siglo que el país tardó en transformar al PRI de partido de Estado en fuerza marginal. Es en ese sentido que fue mucho tiempo, un tiempo que preservó males e incubó nuevas tragedias.

Read More

By

Ana De Ita

El voto en el campo

(La Jornada)

 

 

Mas de

Ana De Ita

Sí, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) también arrasó en el campo. De los casi 17.7 millones de votos que aporta la sociedad rural a la elección presidencial, más de 8.7 millones fueron para el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia. No es poca cosa que casi la mitad del electorado rural, 49.4 por ciento, haya decidido votar por transformar sus condiciones de vida y al país.

Read More

By

Guillermo Almeyra

Los primeros cien días de López Obrador (I)

(La Jornada)

 

 

Mas de

Guillermo Almeyra

Desde 1968, mediante sus luchas, tres generaciones de mexicanos tomaron conciencia de que no enfrentaban sólo a malos gobiernos, sino al Estado capitalista y se fueron convirtiendo en anticapitalistas como el FZLN y el CNI que sólo demandaban en 1994 la incorporación de sus derechos a la Constitución nacional. El pacto histórico virtual surgido de la Revolución Mexicana entre indígenas, campesinos y obreros y el PRI, el partido gobernante que fomentaba el desarrollo de la gran burguesía, comenzó a romperse en 1982 y acabó en 1988 con Salinas de Gortari. Desde entonces, los oprimidos y explotados dejaron de intentar convencer a los gobiernos en turno con sus luchas y movilizaciones y comenzaron a construir con ellas frentes únicos de masas (como la APPO) que también eran gérmenes de poder popular.

Read More

By

John Ackerman

El día después

(La Jornada)

 

 

Mas de

John M. Ackerman

No es momento para triunfalismos. La victoria ciudadana en las urnas con Andrés Manuel López Obrador es apenas el primer paso hacia la transformación de la República. La llegada de un hombre honesto y digno a la Presidencia de la República implicará un cambio radical en las altas esferas del poder y un nuevo contexto para el florecimiento de la sociedad civil. Sin embargo, el futuro de México no dependerá de lo que haga o deje de hacer un solo hombre, sino de las acciones de cada uno de nosotros.

Read More

By

John Saxe-Fernández

Neoliberalismo en tiempo electoral

(La.Jornada)

 

 

Más de

John Saxe-Fernández

El término neoliberalismo usado para calificar la ofensiva oligarquica-imperial contra la población mexicana, ya por 36 años sin descanso, es una tapadera lingüística de la superexplotación del trabajo, de la atroz guerra de clases y el saqueo desde dentro y fuera contra el patrimonio nacional y los recursos naturales. El neoliberalismo, dice Chomsky, ni es neo, porque contiene lo peor del capitalismo victoriano, ni es liberalismo, una doctrina política opuesta a las autocracias. En nuestro caso, los efectos acumulados de ese recetario económico sobre el tejido social han sido desastrosos: una masacre entre mexicanos que cubre el territorio, cientos de miles de muertos, decenas de miles de desapariciones forzadas y alarmantes aumentos de la población bajo desplazamientos internos forzados (DIF), toda la catástrofe humana que esconden el uno por ciento y la mercadotecnia inquina vargasllosista contra Andrés Manuel López Obrador.

Read More

By

Pedro Miguel

¿Unidad, EPN?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Pedro Miguel

Por primera vez desde que Donald Trump cabalgó la carrera a la Casa Blanca montado en el antimexicanismo y el racismo más grotesco y mentiroso, el pasado jueves Enrique Peña Nieto emitió el discurso de dignidad que el país había venido reclamándole. No había para dónde hacerse: la decisión del magnate de usar una marcha pacífica de migrantes centroamericanos por el territorio mexicano como pretexto para militarizar la frontera común fue un agravio insoslayable, por desorbitado, una medida de transparente demagogia orientada a exacerbar a los sectores más atrasados de la sociedad estadunidense y consolidar o ganarse su preferencia electoral, así como una presión obvia para obtener concesiones en la renegociación del TLCAN. Por desgracia, las palabras no fueron seguidas por actos que las refrendaran. Era el momento perfecto para instruir a los representantes mexicanos que abandonaran tal renegociación, a la espera de circunstancias nacionales y bilaterales menos desventajosas para los intereses de México; se habría podido suspender o al menos poner en pausa la colaboración migratoria entre ambos países, al amparo de la cual el gobierno vecino mantiene en nuestro territorio todo un aparato de recolección de información y filtros previos para evitar la llegada de migrantes a la frontera común; se habría debido congelar las importaciones de armamento y de bienes y servicios de seguridad. Pero todo quedó en palabras y Trump ni siquiera se molestó en responderlas.

Read More

By

José Agustín Ortiz Pinchetti

El Despertar

 Los ciudadanos en el 18

(La Jornada)

 

 

Mas de

José Agustín Ortiz Pinchetti

Si situamos el inicio de la transición en las reñidas elecciones de 1988 el proceso está por cumplir 30 años; si lo situamos en la alternancia y el triunfo de Fox en 2000 cumplirá 17 años. En cualquier cálculo ha durado demasiado y aun los más benévolos piensan que está incompleta. Yo soy de los que creen que no hay democracia en México y les voy a dar tres síntomas: los procesos y las autoridades electorales (INE y TEPJF) no son confiables; no está garantizado un estado de derecho, 95 porciento de los delitos no se persiguen; si pensamos en el nivel de impunidad en la política debemos de aceptar que no hay garantías, que la ley es expresión de buenos deseos.

Read More

By

Guillermo Almeyra

¿Y las nueces?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

El país está convulsionado por el alza de la gasolina, la electricidad y el gas y asustado ante el derrumbe del peso y el aumento de la carestía de la vida. En un año los salarios y los ahorros perdieron un tercio de su valor frente al dólar, porque desde la comida hasta el combustible de los mexicanos son importados y pagados en esa moneda. Además, mientras se suceden los cortes de carreteras y los saqueos, Enrique Peña Nieto nombra secretario de Relaciones Exteriores a quien invitó a Donald Trump para que amenazase e insultase a México en México, agachándose así aún más ante el nazi gringo. Read More

By

Guillermo Almeyra

México: ¿qué hacer?

(La Jornada)

 

Guillermo Almeyra

 

Mas de

México vive el peor momento de su historia desde la guerra con Estados Unidos, que le costó la ocupación y la mitad de su territorio. La sociedad mexicana ha retrocedido en varios aspectos fundamentales a la situación imperante antes de la Revolución. El país es gobernado por una oligarquía rapaz, socia de las transnacionales y de las finanzas extranjeras. Ese puñado de personas y gerentes del extranjero eligen en su seno a sus gobernantes –en un ballet obsceno del mismo perro, pero con distintos collares– mediante fraudes repetidos y sistemáticos. La economía, la diplomacia y la política internacional, las fuerzas armadas, todas están controladas desde Washington. México mismo, para el Pentágono, está en el marco del comando sur estadunidense. Las fuerzas armadas hace décadas que fueron degradadas a tareas policiales y enfrentan a señores de la guerra poderosamente equipados desde Estados Unidos que, además, infiltran sus mandos y sus cuadros. No hay, propiamente hablando, un Estado mexicano, sino un mero aparato de succión de los recursos del país, cuyo grado de cinismo llega al punto de que fija un salario mínimo por debajo de su propio cálculo de la canasta básica para la supervivencia de una familia y que, con Fox, estimuló la emigración dotando a los aventureros de kits para el desierto.

Read More