J. Jesús Esquivel y Jenaro Villamil R

Los entretelones de una visita ignominiosa

PeñaArrastrado

La muy polémica visita del candidato republicano Donald Trump a México por invitación del propio Enrique Peña Nieto no fue un acto intempestivo o improvisado como pareció. En realidad la invitación se gestó desde meses antes y, de acuerdo con fuentes gubernamentales mexicanas, el artífice de la misma fue Luis Videgaray, quien logró imponer su idea sobre la de la canciller Claudia Ruiz Massieu, quien presuntamente intentó renunciar el jueves 1. Además del repudio generalizado en México, la presencia del magnate estadunidense en Los Pinos provocó una grieta profunda en el equipo gobernante y le dio un desastroso golpe a la ya de por sí maltrecha diplomacia mexicana.

(Proceso No. 2079)

 

JJEsquivel

Jenaro-villamil

 

Mas de

J. Jesús Esquivel

Jenaro Villamil

Desde mucho antes del 31 de agosto, la visita del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, fue gestionada por el secretario mexicano de Hacienda, Luis Videgaray, y por sus dos piezas fundamentales en el entorno de Los Pinos: el jefe de la oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán, y el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Paulo Carreño King.

Read More