Ilán Semo

La vida en época de la gasolina

(La Jornada)

 

 

Mas de

Ilán Semo

Cuando se lee a los autores románticos del siglo XIX, no deja uno de asombrarse por la seducción que ejercían las travesías y los paseos por los parajes naturales. Los bosques eran el sinónimo de lo realmente sublime, y los crepúsculos a campo abierto, el gran espectáculo de la naturaleza. Ya existían, por supuesto, el tren de vapor, diligencias con aditamentos complejos y buques de acero. Pero de algo se estaba seguro: el ser humano era un ser bípedo, cuya existencia estaba datada por el mundo que lo entrecruzaba cuando se desplazaba a pie, caminando. No volando (por los aires o el espacio sideral), no aleteando (por los ríos o los océanos), ni tampoco rodando sobre vehículos con tracción de ruedas.

Read More