RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Arturo Rodríguez García

En Los Pinos, una mansión hecha para Angélica Rivera

Las dimensiones de esta nueva “casa blanca” y sus lujos comienzan a generar preguntas sobre su costo. Foro: Eduardo Miranda

Cuando Angélica Rivera apareció en las pantallas de televisión en noviembre de 2014 para justificar la compra de la “casa blanca de Las Lomas” con su salario de Televisa –a fin de defender a su entonces marido y presidente Enrique Peña Nieto de los señalamientos de corrupción–, lo hizo mediante un video grabado en una construcción hasta entonces desconocida de la residencia oficial de Los Pinos. Ésta sólo se conoció cuando el presidente López Obrador ordenó convertir la antigua mansión presidencial en un complejo cultural y los arquitectos encargados del inventario averiguaron que allí vivió y tuvo sus oficinas La Gaviota. Las dimensiones de esta nueva “casa blanca” y sus lujos comienzan a generar preguntas sobre su costo, así como el destino del mobiliario y los ornamentos que debió lucir cuando la habitó la actriz.

(Proceso No. 2238)

 

 

Mas

Arturo Rodríguez García

En una casa blanca, en el extremo norte del perímetro de la residencia oficial de Los Pinos, Angélica Rivera, La Gaviota, quien durante el sexenio anterior fue esposa del presidente Enrique Peña Nieto, grabó un video en “defensa de su honor” a fin de evitar que siguiera “siendo un pretexto para ofender y difamar” a su familia, con motivo del reportaje realizado por el equipo de Aristegui Noticias y conocido como “La casa blanca de Enrique Peña Nieto”.

Read More

By

Arturo Rodríguez García

 

La solitaria

En el proyecto presidencial de Enrique Peña Nieto, su relación con la estrella de Televisa Angélica Rivera fue clave para fabricarle una historia de telenovela. Sin embargo, cuando el priista llegó a la Presidencia, su esposa fue desplazada para que no robara cámaras ni se repitiera el incómodo protagonismo de Marta Sahagún… Los escritores Guadalupe Loaeza y Alejandro Sánchez esbozan, en sendas entrevistas, sus retratos de una mujer que fue usada para darle brillo al presidente, luego relegada de las funciones oficiales y que, al concluir el sexenio, a decir de Loaeza, será “la ex en todos los sentidos”.

(Proceso No. 2026)

 

Arturo Rodriguez García

 

Mas de

Arturo Rodríguez García

Por el gusto de aparecer en revistas del corazón, Angélica Rivera Hurtado colocó en el escaparate público la propiedad que estrenaba al iniciar el sexenio de su marido, Enrique Peña Nieto. Con ello rompió el histórico cerco de protección del que gozaban las “primeras damas”, pues se exhibió como parte de la opaca relación entre el Grupo Higa y Los Pinos.

Read More

By

Julio Hernández López

Astillero

Pretorianismo en el Zócalo
Pañales bajo sospecha
Bandera (también) cae
BCS: primero las fiestas

(La Jornada)

 

Parte de Guerra. Cartón del monero Hernández

 

JulioHern_ndezL_pez_Astillero

Mas de

Lo peor fue la aberrante decisión pretoriana de catear a infantes. Los niños mexicanos bajo sospecha gendarmeril (es decir, la Policía Federal) de delincuencia organizada o por organizar, eventuales portadores de pañales de destrucción cuando menos olfativa, edad temprana ya criminalizada al considerar a los pequeños posibles ‘‘mulas’’ (presuntos cargadores de peligros sembrados por adultos malévolos) por el poder tan soberbio y distante que acaba teniendo miedo de sus propios convidados a fiestas antaño populares que ahora devienen caricaturas que en realidad son historias de cortesanos con mala conciencia.

Read More

By

Jenaro Villamil

Sofía Castro y El Cartero Militarizado

(Sinembargo.mx)

Mas de

Jenaro Villamil 

“La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita”, le dice un impaciente y exiliado Pablo Neruda al joven Mario Ruoppolo, en la película Il Postino, adaptación de la novela Ardiente Impaciencia de Antonio Skármeta. La obra constituye una fábula sobre el poder de la poesía para conquistar más allá de las adversidades y las diferencias de edad, condición social o formación política.

Neruda, en la obra de Skármeta, se encuentra exiliado en una isla (Isla Salina, en la adaptación cinematográfica de Michael Radford). Ahí conoce a un joven pescador Mario Ruoppolo, quien reparte cartas a su único destinatario en la isla: el gran poeta chileno. La convivencia convierte a Neruda y a Mario en amigos y confidentes. Neruda ayuda al joven cartero a conquistar a la púber Beatriz Russo, hija de la dueña del hostal del pueblo. Read More