RADIOCOAPA

Rumbo a la cuarta transformación de México

By

Lorenzo Meyer

Actividad criminal pero incluyente

(El Universal)

 

 

Mas de

Lorenzo Meyer

Las tragedias y errores colectivos pueden desembocar en la nada o ser punto de partida para intentar cambios sustantivos. Es de proponernos que lo sucedido en Tlahuelilpan, Hidalgo, donde una de las muchas tomas clandestinas de combustible terminó en un gran incendio que ya ha costado la vida de más de un centenar de pobladores, ayude a cambiar la relación sociedad-bienes de la nación.

Read More

By

Luis Linares Zapata

¿Incertidumbre y urnas?

(La Jornada)

 

 

Mas de

Luis Linares Zapata

Terminaron, por fin, las campañas. Se pudo sobrevivir aunque con disgustos, emociones y esperanzas renovadas, algunas ciertamente apagadas. De eso se trata este juego electoral. Ahora, a unos pocos días de distancia, habrá que ir a las urnas para depositar el voto definitorio. La consistencia de la simpatías de los electores ha sido el sello distintivo de este dilatado proceso electoral. Todos los estudios demoscópicos, por más cuestionados que fueran o pudieran ser, no dejan duda a esta altura de cosas: la aparición de Morena fue y es el fenómeno relevante de la actualidad. Más todavía, pues no era esperado por la crítica hace apenas uno o dos años atrás. Ciertamente su desarrollo fue larvado, inserto en la base poblacional y con un horizonte deseable de futuro. No hubo improvisación, sino un crecimiento admirablemente soportado por miles de voluntades, trabajos cotidianos e inteligencias movilizadas. Una vez que Morena dé vida orgánica al venidero gobierno tendrá por delante la enorme tarea de proseguir la expansión de la conciencia popular. Parte sustantiva será volverse el imán de las necesidades y deseos colectivos. La promesa de ir tras la transformación de México ya es su alta vara de medición.

Read More

By

Víctor Flores Olea

La unidad de Peña Nieto no es la unidad en que piensa el pueblo

(La Jornada)

 

Victor_Flores_Olea

 

Mas de

Resulta que la unidad a que convocó Enrique Peña Nieto en su discurso de Navidad, llamando también a construir y no a destruir, resulta igualmente patético porque le habla a una nación que ni entiende ni quiere escuchar ese mensaje con tal lenguaje. No es que no lo comprenda, porque la gran mayoría de mexicanos está mentalmente muy por arriba de sus gobernantes, y con una inteligencia la mayoría de las veces superior al IQ de los funcionarios. Esto significa, en pocas palabras, que el conjunto de la sociedad marcha a una velocidad que ha dejado muy atrás a la de su gobierno y gobernantes. Read More